Acerca de los canales y mensajes directos

Las conversaciones de tu equipo en Slack girarán en torno a una gran variedad de temas: proyectos, acuerdos, fechas de entrega, finanzas e incluso GIFs de gatos.

La mayor parte de esa información le resultará útil a todo el mundo, pero habrá otras conversaciones que no será necesario compartir con todos los miembros del equipo. Por eso, Slack te ofrece distintos contextos donde tener una conversación: canales, canales cerrados y mensajes directos.

Cuándo usar un canal y cuándo un mensaje directo

 Los canales abiertos se utilizan para las conversaciones que están abiertas a todos los miembros del equipo. Los mensajes que se publican ahí serán archivados e indexados para facilitar su búsqueda.

 Los canales cerrados son más apropiados para discutir temas sensibles, confidenciales o limitados a unos pocos miembros del equipo. Son visibles solo para sus miembros, los únicos que pueden buscar estos canales y tener acceso a su contenido.

Consejo: obtén más información sobre cómo crear un canal en Slack. 📺

 Los mensajes directos y mensajes de grupo (MD y MD de grupo) son útiles para conversaciones privadas y breves entre dos o más miembros del equipo. Solo tú y los destinatarios del mensaje podéis verlos y buscar en ellos.

 

Quién puede unirse a un canal

Los canales se encuentran abiertos a cualquier miembro del equipo. Revisa nuestro artículo Explorar y unirse a un canal si deseas más información sobre cómo descubrir nuevos canales dentro de tu equipo.

Los canales cerrados no son de libre acceso. Solo pueden unirse quienes reciban una invitación. Revisa nuestra guía Invitar a un canal a los miembros tu equipo  si deseas más información.

Nota: Los invitados multicanal y los invitados monocanal podrán unirse únicamente a aquellos canales a los que hayan sido invitados, y no tendrán acceso al resto.

Artículos relacionados

Artículos vistos recientemente